Información Tuerca
Volver martes 23 de enero de 2018  

Información Tuerca



Encuesta
sin encuestas
Votar    Ver Resultados

Promotoras del Mes

 
 
 

 
14/12/2017 - Rally WRC - Campeonato 2018
¿Puede Skoda volver al WRC?

"Nos sentimos muy cómodos al WRC2, pero claro que queremos mirar también a la categoría máxima", asegura el jefe de Skoda Motorsport Michal Hrabanek. Skoda Motorsport se encuentra en un momento envidiable: no solo es el equipo más fuerte que corre en la categoría WRC2 del Mundial de Rallyes, sino que es el que tiene el coche más fuerte: las unidades oficiales del Skoda Fabia R5. Además de eso cuenta en sus filas con una gran cantidad de pilotos jóvenes y con talento, empezando sin ir más lejos con el campeón actual de WRC2 Pontus Tidemand.

Ahora bien, hasta ahora Skoda se ha mantenido lejos del WRC, incluso después de que el Grupo Volkswagen decidiera retirar a Volkswagen Motorsport tras cuatro años de éxitos indiscutidos con el Polo R WRC. Skoda estuvo a finales de los noventa con el Octavia WRC y a comienzos de la pasada década con el Fabia WRC, pero desde entonces ha pasado a una segunda categoría, primero con el Skoda Fabia S2000 que tantos campeonatos ganó en su momento (entre ellos el Europeo de Rallyes en varias ocasiones) y el Fabia R5, que ha tomado el testigo y está haciendo un trabajo igual o incluso mejor.


Y repetimos, hasta ahora.

“2017 ha sido el año más exitoso a nivel deportivo y de negocios de todos los tiempos en la historia de Skoda. El automovilismo ha estado presente por 116 años y esta tradición nos lleva al futuro, los rallyes encajan bien con nosotros”, aseguró el máximo responsable de Skoda Bernhard Maier. La cabeza de Skoda Motorsport, Michal Hrabanek, aseguró también algo interesante según recoge el medio Rallye Magazin: “Nos llevaría dos años de preparación para un proyecto (del WRC). Nos sentimos muy cómodos en WRC2, pero está claro que queremos mirar a la categoría máxima”, han sido las palabras de Hrabanek.

En primer lugar hay que recordar que la normativa técnica vigente va a mantenerse como está hasta 2020, por lo que la tercera generación de World Rally Cars va a estar al menos varias temporadas más. En segundo lugar, el Grupo Volkswagen no tiene representación actual en la máxima categoría mientras que si están rivales directos de Skoda en el mercado como son Citroën, Hyundai y Toyota (y Ford, pues aunque no corre de manera oficial, Ford Performance prestará ayuda a M-Sport).

A partir de agosto de 2018 va a empezar a darse una situación cuanto menos curiosa: los Skoda seguirán dando guerra en WRC2 (y otros campeonatos, claro está), pero a partir de entonces también estará en activo el Volkswagen Polo GTI R5, en un principio centrado para pilotos privados. Pese a ello, Skoda no tiene intención de frenar el desarrollo de su Fabia R5.

Tiempo atrás, Volkswagen utilizó el Fabia S2000 antes de prepararse para el WRC y en estos momentos el Polo R5 se está aprovechando de los avances en el Fabia R5 para acelerar su desarrollo (teniendo además a Tidemand como uno de los probadores del coche). Pero para construir un World Rally Car, Skoda puede beneficiarse también de una base.

Es aquí donde entra el prototipo del Polo R WRC 2017, el coche que nunca se llegó a utilizar y que quedó relegado a los museos. El que tanto Nasser Al-Attiyah como Andreas Mikkelsen, entre otros, estaban interesados en utilizar de manera privada para competir en el campeonato. El Grupo Volkswagen ya conoce de sobra la tecnología que se utilizaría un World Rally Car actual y tiene la capacidad necesaria para superar en términos de desarrollo a las otras marcas que han estado todo un año evolucionando, tanto en lo que se refiere a mecánica como en aerodinámica.

En materia de pilotos, Tidemand es la opción lógica como campeón del WRC2 que busca subir a la categoría máxima (y no puede por falta de espacio entre los equipos oficiales), pero tampoco le faltan manos a Skoda. No solo tiene al veterano Jan Kopecky, sino que también cuenta con un escuadrón de jóvenes pilotos talentosos como son Juuso Nordgren, Ole-Christian Veiby y Kalle Rovanperä.

Ahora bien, aunque sea posible pensar en un equipo WRC de Skoda y Volkswagen encargándose de los pilotos privados en WRC2 (además del ERC y campeonatos nacionales), hasta ahora la cúpula del Grupo Volkswagen no ha mostrado ningún indicio de subir a la marca checa a lo más alto. No sólo están los costes extra, sino toda la preparación que vendría de antemano antes de hacer un esfuerzo de este tamaño, un esfuerzo que igual a una empresa que hace doce meses retiró el equipo del WRC más dominante de la historia no le compensa realizar.


fuente; RevistaScratch
 
[ Diario Rally| Todos los derechos registrados ]