Información Tuerca
Volver martes 17 de julio de 2018  

Información Tuerca



Encuesta
sin encuestas
Votar    Ver Resultados

Promotoras del Mes

 
 
 

 
03/07/2018 - CAMPEONATO WRC - Campeonato 2018
Tres Pilotos en la carrera hacia el título WRC: Ogier, Neuville y Tänak

Llegados al ecuador del Campeonato Mundial de Rallyes, se puede considerar que hay tres claros rivales en la pelea por el título de pilotos. Thierry Neuville lidera la clasificación tras dos brillantes victorias por delante de Sébastien Ogier, haciendo peligrar el reinado que el francés ha logrado imponer en los cinco últimos años desde su marcha de Citroën a Volkswagen. Ott Tänak, algo más retrasado, es la alternativa viable al belga de Hyundai y al galo de M-Sport.

Comenzando por Neuville, la promesa que ya mostró en sus años en Citroën y en su brillante 2013 con M-Sport (cuando fue subcampeón por detrás de Ogier pese a no ganar ninguna carrera) se está cumpliendo con creces: a su velocidad se le ha añadido una mayor constancia, siendo capaz de subir el ritmo, controlarlo y no cometer errores como los que cometía en temporadas anteriores. La victoria de Cerdeña resulta clave a nivel moral, pues fue capaz de ganarle a Ogier en un mano a mano limpiando pista como el francés siempre ha tenido que hacer – y ha denunciado de manera pública cuando se ha visto obligado a hacerlo todo el tiempo.

Efectivo tanto en gravilla como en asfalto (donde se especializó algo más en los inicios de su carrera), su triunfo en el Rallye Ypres por un sobrado margen demuestra que está dispuesto a quedarse en la élite mundial. El Ypres es un rallye muy complicado y venció a rivales especializados, incluyendo campeones nacionales – de paso demostró lo que se puede llegar a hacer con el i20 R5 y paseó por los tramos de Flandes los colores de la asociación narices rojas, colaborando por una buena causa.

Al igual que Neuville, Ogier lleva tres victorias esta temporada y de hecho empezó con más fuerza que el belga, pero el error en Portugal – en el que una raíz de un árbol le dañó la dirección y tuvo que abandonar unos metros después al salirse – y la derrota en Cerdeña no le hacen un buen favor para la búsqueda de su sexta corona. Ya se vio en una situación similar hace casi doce meses, cuando tras su abandono en Finlandia Neuville se colocó líder, pero a partir de Alemania recuperó el liderato y nadie le hizo sombra, llevándose el título en Gales, en casa de M-Sport.

La fortaleza mental y la efectividad del oriundo de Gap es la propia de un campeón: incluso la élite de la disciplina sufre ante alguien que es capaz de rendir al máximo y cometer si acaso dos o tres errores importantes a lo largo del año. Neuville necesita hacer lo mismo para no volver a perder el liderato como le ocurrió en 2017 – si bien Hyundai Motorsport ha trabajado para darle el mejor equipamiento posible. Por tanto, ninguno de los dos debe fallar en las cinco pruebas restantes, teniendo por delante cinco batallas que los fans de los rallyes ojalá disfrutemos en una de las campañas más reñidas de los últimos años.

Ahora bien, ¿y si fallan en un rallye o en dos? Pues ahí es donde entra de nuevo en el juego Tänak. En estos momentos el estonio está en una posición comprometida con 72 puntos de déficit con respecto a Neuville. Esto se debe en parte a lo ocurrido en las dos últimas pruebas, pues tras su victoria en Argentina dos abandonos muy desafortunados (una piedra enorme situada en el camino y un salto que jamás debió haber sido posicionado de esa manera) le han hecho perder muchos puntos y victorias potenciales (de hecho era líder en Portugal cuando abandonó).

De manera similar a Neuville, Tänak es otro piloto que tras haber sufrido por el camino (bajando y subiendo de los World Rally Cars en una tortuosa montaña rusa) es ahora uno de los pilotos a tener en cuenta, alguien que puede pelear por el título si las condiciones le son propicias. Cuando Tommi Mäkinen decidió ficharle para esta temporada desde las filas de Malcolm Wilson sabía que era una decisión correcta y acertó de pleno. Sin esos dos abandonos, Toyota tendría muchas más esperanzas de lograr un título en su segundo año en esta travesía.

Para el final de la temporada restan cinco pruebas: tres de tierra, una de asfalto y el RallyRACC, el único mixto de toda la temporada con una etapa de tierra y dos de asfalto. Para Finlandia el gran peligro son los tres Toyota, ya que juegan en casa: Tänak con ganas de resarcirse, Esapekka Lappi con la posibilidad de repetir su gloriosa victoria del año pasado y Jari-Matti Latvala para acabar de una vez con todas con la sequía que le ha apartado de la lucha por el título un año más. Tänak saldrá detrás de Neuville y Ogier (encargados de limpiar pista), pero a partir de Lappi los tramos del mítico 1.000 Lagos serán más propicios como pistas de despegue y aterrizaje continuos – Latvala saldría séptimo, con lo que sobre el papel ya tendría hasta permiso de torre de control.

En lo que al Campeonato de Constructores respecta, en esta ocasión Hyundai Motorsport no puede (o no debe) fallar: tiene tres pilotos por carrera (Neuville, Andreas Mikkelsen, Hayden Paddon en tres rallyes y Dani Sordo en dos) que pueden estar en lo más alto y dar frutos suficientes para que los coreanos tengan al fin la meta que llevan ya cinco temporadas persiguiendo. El equipo comandado por Michel Nandan tiene 212 puntos en su casillero frente a los 184 de M-Sport, 161 de Toyota y 129 de Citroën, desdibujada una temporada más.

En el caso de los hombres de Wilson buena parte recae sobre los hombros de Ogier, quien a su lado tiene a dos pilotos jóvenes como son Elfyn Evans y Teemu Suninen (este último bastante más joven que los otros dos). Aún así su tarea no puede ser ignorada, pues los dos consiguieron un segundo y tercer puesto en Portugal con los que de hecho le recortaron puntos a Hyundai incluso con la victoria de Neuville. La situación en Toyota Gazoo Racing es curiosa a la par que desafortunada: en más de una ocasión han tenido abandonos dos de sus tres pilotos, lo cual ha resultado en que no se refleje en la clasificación de constructores el rendimiento que han tenido este año.

Si en Citroën encontrasen la fuente de la juventud les encantaría darles un buen trago a Sébastien Loeb, pues en los dos rallyes en los que estuvo, México y Córcega, el equipo se mostró fortalecido como en los viejos tiempos. Ahora bien, sin Loeb (piloto de Peugeot en el Mundial de Rallycross), sin Meeke después de la decisión de apartarlo por motivos de seguridad y con Craig Breen y Mads Ostberg como únicas espadas, la idea de arrebatarles la tercera posición a Toyota de aquí a final de temporada se torna cuanto menos ambiciosa. La entrada de Pierre Budar al equipo ha supuesto un soplo de aire fresco, pero la realidad es palpable: el equipo ha perdido su ‘mojo’, si bien ha mejorado con respecto a 2017, tanto como equipo como con su C3 WRC.

En definitiva, queda claro que empieza ahora la verdadera pelea y que Finlandia, uno de los lugares sagrados para los rallyes, es quizás el mejor sitio para comenzar a dar gas. Neuville, Ogier y Tänak (este último con una misión bastante difícil, pero no imposible) son los que van a jugarse el título mundial en apenas cinco rallyes, siendo cualquier error (sea suyo o del equipo) capaz de cambiar lo que se escriba en los libros de historia. Y también en algunas páginas web.
 
[ Diario Rally| Todos los derechos registrados ]