Información Tuerca
Volver miércoles 21 de noviembre de 2018  

Información Tuerca



Encuesta
sin encuestas
Votar    Ver Resultados

Promotoras del Mes

 
 
 

 
20/10/2018 - CAMPEONATO WRC - Campeonato 2018
El futuro de Loeb en el WRC se debate entre Citroën y rumores de M-Sport

El futuro de Sebastien Loeb ha tomado un rumbo algo incierto tras la resonante salida de Peugeot del Mundial de Rallycross. En un intento por traer algo de claridad, el CEO del fabricante francés, Jean-Philippe Imparato, confirmó que el piloto permanecerá inicialmente en el Grupo PSA. Sin embargo, en las últimas horas surgieron rumores que especulan con un arribo del piloto alsaciano al equipo M-Sport del WRC para 2019.

Si nos basamos en la primera información brindada por Imparato, podríamos pensar que Loeb tendría cobijo en alguno de los dos únicos programas que el Grupo PSA mantendrá para 2019. Con Peugeot retirado del World RX, los únicos ámbitos de competición para el conglomerado de fabricantes son el WRC, con Citroën, yla Fórmula E, categoría en la que DS trabaja junto con Techeetah.

El campeonato eléctrico aparece como una opción imposible, ya que el equipo tiene sus butacas ocupadas. A saber, el vigente campeón, Jean Eric Vergne, y Andre Lotterer ocupan los roles de pilotos full time, mientras que James Rossiter y Guanyu Zhou se mantienen como testers.

En hechos concretos, un retorno al Rally Mundial a tiempo competo es una idea que ya fue descartada por Sebastien Loeb en los últimos meses. Además, medios como Autosport han asegurado que Citroën se inclinará por tener únicamente dos vehículos de manera permanente. A saber, dichas unidades ya están asignadas para Sebastien Ogier y Esapekka Lappi, lo cual hace aún más improbable un rol full time para el alsaciano.

Pese a esto, Loeb también es atleta de Red Bull, firma que a priori parece verse afuera del Mundial de Rallycross en 2019. Esto se debe a la salida de Peugeot y al incierto futuro del equipo EKS, de Mattias Ekström, el cual perdió el respaldo de Audi. Algo que podría darse por hecho es que la compañía de bebidas energéticas se convertirá en sponsor de Citroën en el WRC, ya que a esta marca arribará otro “atleta” como Sebastien Ogier. Esto permitiría imaginar a los dos franceses juntos en el mismo equipo.

En el plano de la especulación, podría evaluarse que Loeb dispute una temporada parcial adicional en 2019, con rallyes selectos tal como hizo este año. Sin embargo, en las últimas horas surgieron rumores que apuntan a que Red Bull sería capaz de hacer posible una eventual llegada del francés a M-Sport, equipo al que actualmente patrocinan. Cabe recordar que la estructura de Malcolm Wilson también fue vinculada con otro posible candidato como lo es Hayden Paddon.

El neozelandés y Sebastien Loeb están unidos por una circunstancia en común: ambos son embajadores de un fabricante. Sin embargo, lo que hace posible que ambos sean vinculados con M-Sport es la sencilla razón de que el equipo no se encuentra respaldado de manera oficial por ninguna marca. De esta manera, no habría un conflicto entre fabricantes que pudiera interferir en cuestiones contractuales.

A su vez, la exposición deportiva de Sebastien Loeb como piloto no deja de ser algo muy redituable para Red Bull, firma que podría explorar nuevos horizontes para el alsaciano en 2019 debido a la caída de su continuidad en el Mundial de Rallycross. Hasta el momento, ninguna de las partes involucradas se ha expresado sobre este tipo de especulaciones o rumores.

Anteriormente, ya existieron vínculos previos entre Loeb y M-Sport. Cabe recordar que Citroën se retiró del WRC a finales de 2004 con la misión de construir y desarrollar el modelo C4 que debutaría en 2006. Esto obligó a que el alsaciano disputara la temporada 2005 con un Xsara alistado por el equipo belga Kronos. Durante el verano previo a ese ciclo, el nueve veces campeón llevó a cabo un test secreto con un Ford Focus RS WRC. No fue hasta 2013 que el propio Malcolm Wilson revelo dicha prueba.

“Fue fantástico verlo en el coche. Sabíamos lo que quería y que estábamos dispuestos a encontrar el dinero para hacerlo”, dijo por aquel entonces el responsable de M-Sport en Autosport. “Pero al final, quiso quedarse con Citroën. Creo que para entonces ya sabía que 2006 sería un año de transición e hicieron un compromiso a largo plazo con el nuevo coche para 2007. Era un piloto francés, en un coche francés, con un equipo francés. Él podría haber hecho el mismo trabajo con nuestro coche”.

En resumen, la opción más probable y lógica sería esperar a que Citroën divulgue la continuidad de Sebastien Loeb con otra temporada parcial en un tercer C3 WRC. La unidad podría mantenerse rotativa entre varios pilotos al igual que ocurrió en este año. Cualquier divergencia de este plan ya podría suponer una autentica sorpresa.


fuente:RS
 
[ Diario Rally| Todos los derechos registrados ]