Información Tuerca
Volver viernes 19 de julio de 2019  

Información Tuerca



Encuesta
sin encuestas
Votar    Ver Resultados

Promotoras del Mes

 
 
 

 
12/07/2019 - Campeonato Rally Argentino - Campeonato 2019
Vehículos R5 en Argentina: explicamos cómo y por qué se aprobaron

En junio, la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino (ACA) autorizó la participación de vehículos R5 en el Rally Argentino. A priori, se les permite competir como invitados durante este año y a partir de la próxima temporada ya podrán sumar puntos y disputar un nuevo título por la categoría R5. A primera vista, esta modificación luce positiva y acerca a la Argentina a países vecinos como Paraguay, Chile y Bolivia, los cuales compiten con autos R5.

Pero el Rally Argentino nunca estuvo en condiciones de albergar vehículos de este tipo en su campeonato, ya que son máquinas construidas y desarrolladas en Europa, las cuales deben ser importadas, con el alto costo que ello supone. A su vez, Los valores añadidos en materia de impuestos y las burocráticas políticas aduaneras siempre implicaron dos grandes escollos adicionales.

En este contexto, el Rally Argentino decidió trabajar desde 2011 con un modelo alejado de los estándares del Grupo R de la FIA, pero más adecuado a su mercado: el Maxi Rally. La filosofía es idéntica a la del AP4 australiano o el N5 español, por citar algunos ejemplos. Se trata de un auto de tracción integral, compuesto por un kit de elementos comunes para todos, cuya única parte que varía es la carrocería.

Esta impronta económica fue una gran solución para el Rally Argentino en 2011. Pero la inestable situación económica del país hizo que los costos de un Maxi Rally se vieran duplicados con el correr de los años. Pese a esto, aún perduran como una opción más asequible frente a los R5. Prueba de ello son los más de 40 Maxi Rally que actualmente compiten en distintos campeonatos de Argentina.

De acuerdo a un informe elaborado entre BBC y la agencia Standard & Poor’s, la situación económica argentina es la segunda más frágil de Sudamérica, y el país está entre las cinco naciones del mundo con la economía más endeble. En los últimos años, Argentina tuvo un descomunal desplome de más del 50 % del valor de su moneda nacional: el Peso. Las importaciones pudieron abrirse tras numerosos bloqueos, pero se ha incrementado el déficit y se adoptó una de las cargas tributarias más altas de Sudamérica.

Entonces, ¿por qué se aprobó la llegada de los R5 a un país económicamente inestable como Argentina? ¿Los equipos y pilotos tienen el presupuesto necesario para afrontar los enormes costos de importación, operación, y mantenimiento? Haber aprobado los R5 en Argentina, ¿fue lo correcto? ¿Puede prosperar? ¿Cómo han hecho las naciones vecinas de Chile y Paraguay para tener sus parques de coches R5?

Para responder a estos interrogantes, dialogamos con Carlos García Remohi, presidente de la CDA del ACA, entidad madre del deporte motor en Argentina y responsable de haber aprobado a los R5 en nuestro país. También, entrevistamos al múltiple campeón del Rally Argentino, Federico Villagra, y sumamos voces de diferentes equipos, como la de Augusto D’Agostini, quien compite en Argentina y el certamen CODASUR con Baratec, estructura que construyó al primer Maxi Rally en 2010.

A su vez, obtuvimos la perspectiva sudamericana, gracias al aporte de Alejandro Cancio, experimentado ex piloto del Rally Argentino y actual protagonista del RallyMobil chileno. Por último, dialogamos con el navegante Pablo Olmos, campeón 2018 del certamen chileno y vigente copiloto en Argentina y Paraguay.

¿CÓMO Y POR QUÉ SE APROBARON LOS R5?
Remohi explicó que el proyecto para concretar esta idea ya venía desde 2017, aunque se decidió posponerlo hasta 2020. “Hace dos años veníamos hablando con el Rally Argentino y llegamos a un acuerdo para darle un plazo adicional de dos años a los Maxi Rally, sin que compitan los R5. Al mismo tiempo, acordamos que luego de esos dos años íbamos a permitir finalmente que los R5 pudieran competir en el campeonato para 2020”.

Pese a esto, la Asociación Civil Rally Argentino (ACRA), entidad que representa al Rally Argentino, había emitido un comunicado que parecía haber puesto en duda al proyecto de los R5. En septiembre del año pasado, el anuncio 04-2018 expresó que “para las temporadas 2019, 2020 y 2021 no se modificará el reglamento técnico y seguirán vigentes las clases actuales, no permitiendo el ingreso de nuevas categorías”.

Sin embargo, Remohí desconoció y desestimó este comunicado, al explicar que ya existía un firme compromiso con respecto a la aprobación de los vehículos R5.

“Si el campeonato emitió una resolución posterior, lo desconozco”, admitió Remohi. “Lo único que hicimos en la última reunión que tuve con el personal del Rally Argentino fue convalidar el acuerdo en el que habíamos quedado hace dos años. Nosotros pensamos que el campeonato argentino está un paso por detrás de Bolivia, Chile y Paraguay. Entonces creo que también podemos sumar autos como los que tienen ellos”.


EL PUNTO DE VISTA DE LOS PILOTOS Y NAVEGANTES
A propósito de la contradicción entre el comunicado de ACRA y el proyecto de la CDA, el copiloto argentino Pablo Olmos explicó que “este tipo de decisiones no son tomadas por ACRA, sino que la habilitación de una categoría corre por cuenta de la CDA del ACA. Entonces, en este panorama, el Rally Argentino solo ‘acata’ ordenes. El campeonato no tiene injerencia alguna sobre qué auto puede competir o no”.

“Si la CDA toma una determinación, entonces hay que cumplirla. Pero desconozco que habrá pasado o que tipo de decisión ha bajado desde la FIA para que se haya ejercido esta presión que terminó por habilitar a los R5”, agregó Olmos. “Para mi, todo esto tiene que ver con que Argentina tiene su habitual fecha del WRC y la FIA quiere que el continente se vuelva más fuerte. Ya hay bastantes R5 en el resto de Sudamérica y creo que esto ha tenido un fuerte peso en la decisión final”.

Federico Villagra coincidió con la hipótesis de Olmos y agregó: “Cada vez que viene el WRC a nuestro país, el ACA se enfrenta siempre con la situación de que no tenemos coches R5 compitiendo en el Rally Argentino. Creo que este es el motivo principal por el cual la entidad abrió el juego para que podamos tener estos vehículos”.

Alejandro Cancio también avaló la opinión de sus colegas y explicó puntualmente que el origen de la autorización proviene de la Federación Internacional del Automóvil.

“Esto es algo que la FIA le estaba exigiendo a la CDA hace tiempo, porque ellos quieren que haya autos homologados. Pero en nuestro país se tuvieron que inventar los Maxi Rally y no necesariamente se hizo para lograr un coche igual a un R5. En su momento se decidió seguir con el Maxi. Pero como la Argentina recibe al WRC cada año, la FIA le esta pidiendo al ACA que por lo menos tenga una categoría R5”.

LAS PRIMERAS REACCIONES
Entre pilotos y navegantes, hay sentimientos encontrados. Haber aprobado los R5 en Argentina fue algo que despertó mucha expectativa. Pero al mismo tiempo, todos son conscientes de que el contexto económico argentino hará casi imposible que la categoría prospere. En el balance momentáneo, el pesimismo se impone sobre el optimismo.

“A todos nos gustaría correr con un R5. Pero la realidad es que hasta el momento no habíamos tenido una divisional así por una cuestión principalmente económica”, admitió Federico Villagra. “Son coches muy costosos y el mantenimiento es aún más caro. Ambas son razones que impedían que los utilizáramos hasta ahora”.

En su extrema honestidad, Cancio tuvo una primera reacción pesimista sobre el anuncio de los R5 en Argentina. “No creo que haya algún piloto que pueda correr con estos autos en nuestro país. Esto no va a prosperar y tampoco lo imagino viable desde ningún punto de vista. Quizás podría correr yo, porque tengo mi auto en Chile con mi equipo (N.de.R: un Skoda Fabia R5 del CB Tech Rally). Pero para hacer algo así, tendría que ser en algún evento que me resulte cómodo en el calendario”.

“Para mí, es inviable que haya pilotos que puedan comprar un coche de este tipo e importarlos a la Argentina. La FIA hizo este pedido y habrá que crear la categoría. Pero siendo realista, no van a llegar a ningún lado”, sentenció Cancio.

En declaraciones adicionales, Pablo Olmos nos hablará sobre su preocupación respecto de los problemas que podrían afrontar los R5 en Argentina. Pero de momento, el navegante fue uno de los pocos entrevistados que quiso ver el lado positivo de las cosas.

“La primera sensación que me da esto es muy buena, porque sería un sueño poder tener autos R5 en Argentina”, dijo Olmos. “Tienen muy buenas prestaciones y el hecho de estar en contacto con coches de nivel mundial hará crecer a los pilotos, navegantes y a los equipos. Desde siempre, la Argentina se destacó por tener los mejores pilotos del continente, pero debido a las condiciones económicas y políticas del país tuvimos que apostar a los Maxi Rally, que son una muy buena solución, cercana a los R5”.

“Espero que podamos competir nuevamente contra el resto de los pilotos del continente en las mismas condiciones. Hoy en dia, los argentinos que van a competir por el CODASUR están en una gran inferioridad ante los R5”, aseguró el navegante.

Por último, Augusto D’Agostini, piloto del equipo Baratec en el Rally Argentino, compartió parte del pensamiento de Olmos. “Con esto podremos ponernos a la par de países limítrofes como Chile, Paraguay o Bolivia, los cuales ya tienen bastantes R5. Argentina fue pionera en este deporte y siempre tuvo lo máximo en materia de rally. No sé si nuestro país se ha quedado atrás, pero si puedo decir que los paises limítrofes nos han superado un poco”.


fuente: Twitter: @Mazzucchelli_L
para RevistaScratch
 
[ Diario Rally| Todos los derechos registrados ]